He traicionado a mi bicicleta

He traicionado a mi compañera.

Cuando me denegaron la visa china mi estado de ánimo estaba por los suelos. Estudié otras maneras de conseguirla y con ello poder continuar mi viaje.Vi que tenía varias opciones:

-Intentar conseguir la visa  china en Dushambe la capital de Tajis. Para llegar a Dushambe lo primero que necesitaba era la visa de Tajis y la GBAO para lo que necesitaba casi una semana de espera. Entre Kirgui y Tajis solo hay dos fronteras, una sólo es para los lugareños y la otra es por donde yo  crucé, donde me intentaron robar los policías. Una vez conseguida la visa y la GBAO tendría que llegar hasta la frontera, más de un día de viaje, luego atravesar todo el Pamir y llegar a Dusambe, unos 1000 kms que me ocuparían 4 o 5 días eso si encontraba transporte. Una vez allí tramitar mi visa  china y la visa de Kirgui.Volver otra vez a Osh (Kirgui) y continuar el viaje. Descarté esta opcion por varios motivos: una pareja de franceses que encontré en Osh me dijeron que sin ningún motivo en Dushambe les habían denegado la  visa china; otro motivo era que atravesar todo el Pamir dos veces, una para Dushambe y la otra dirección Kirgui,  es muy caro, ya os conté que no hay transporte publico y además, en tiempo,  esto me llevaría más de un mes.

-Intentar conseguir la visa china en Almatay, donde hay un consulado chino;  ésta es una ciudad de Kazajistan cercana a Bishkek a unos 380 km distancia. Para llegar allí  necesitaba la visa de Kazajitán, me pedían  para conseguirla las pruebas del S.I.D.A y más de una semana para conseguirlas, luego otros 3 o 4 días de esperar la visa, diriguirme a Almatay y allí intentar conseguir la visa de China y la de Kirgui que me ocuparía otra semana por lo menos.

-Intentar conseguir la visa china en Tashkent la capital de Uzbekistán; Necesitaba la visa de Uzbekistán que me retendría  una semana de espera en Bishkek, llegar hasta Tashkent sólo me llevaría un día de viaje, una vez alli solicitar la visa china y cómo no,  otra vez la visa de Kirgui para volver y continuar hacia China.

Cualquiera de estas opciones me llevaría casi un mes de espera de entrega de  papeles,  de estancias en capitales,  de humillaciones en las embajadas , me tendría que gastar bastante dinero y sobre todo que no nada era seguro. Los problemas se podrían agrandar si salgo de Kirgui y consigo la visa china en cualquier otro sitio pero luego… no me dan la visa de  Kirgui. Mi problema seria aún más grande.

Así que no me quedó otra opción que sacar un billete de vuelta a España. Mi sueño terminara en unos días.

Si no estáis delante de un mapa y no conocéis  un poco los problemas de las fronteras de estos países se que puede resultar difícil de entender me decisión de volver a España. Muchos amigos al enterarse de la noticia del fin de mi viaje por la denegacion de la visa china me hicieron preguntas como ¿podrás continuar el viaje por otro sitio que no sea China?,  ¿podrás conseguir la visa china de alguna otra forma?… Les agradezco su interés pero, con este rollo anteriormente expuesto,  explico los difícil que resultaba el intentar conseguir la visa de China y poder continuar mi viaje. Así que nada, dentro de poco,  nos vemos por España.

En cuanto a mi compañera, mi bici,  no me ha quedado otra que tenerla que traicionar,  la he vendido. Mi bici,  mi compañer,  que me esperaba en Osh para que una vez obtenida mi visa de China la recogiera y me llevara hacia China se ha quedado, igual que yo,  sin ir a China. Fui  al bazar de Osh y la vendí.  Para llevarla hasta Bishkek, la capital de Kirgui, donde cogeré el avión me cobraban por ella como el viaje de dos personas ya que no hay autobuses para  poderla llevar,  sólo taxis; además de esto,  en el avión me cobraban bastantes euros por llevarla a España  y  difícilmente  llegara a España en buenas condiciones ya que hago una escala en Estambul. Así que no me quedo otra que traicionarla y venderlla.  Me había acompañado durante 9 años, la compré cuando en el Bar de Josito de Muñoveros a un grupo de amigos nos tocó un dinerillo en las quinielas; yo,  parte de ese dinero  lo invertí en mi compañera que ahora, con toda mi pena del mundo, traiciono.

Un saludo para todos.

Anuncios