Ruta de la Seda

La Ruta de la Seda conformó la red de vías
comerciales terrestres más larga del mundo, unía Asia con Europa extendiéndose desde Chang´an, la actual Xi´an en China, Antioquia en Siria y Constantinopla la actual Estambul en Turquía a las puertas de Europa. Sus diversos ramales cruzan ciudades antaño fabulosas como Damasco, Bagdad o Samarkanda y accidentes geográficos con fama de insuperables, como el macizo del Pamir, con puertos de montaña de 5.000 m de altitud, o los desiertos del Gobi (que en mongol significa “lugar sin agua”) y Taklamakán (cuyo nombre quiere decir “lugar donde entras pero no sales”).

Su origen se encuentra en el siglo II antes de Cristo cuando el Emperador Wu de la Dinastía Han, motivado por intereses militares y políticos más que comerciales, encargó a uno de sus oficiales, Zhang Qian, una misión diplomática para intentar frenar los ataques de diferentes tribus nómadas al noreste de su imperio. Pero Zhang Qian al regreso de su viaje, 13 años después, partió en el 138 y volvió en el 125 A. C., no había logrado ninguna alianza militar, siendo un fracaso su misión, informando a la corte del Imperio de la existencia de muchos reinos y quedando impresionado por la raza de unos caballos originaria del valle de Ferghana, muchos más fuertes y veloces que los de China. También este oficial Chino informo de la gran variedad de objetos rituales y suntuarios que había en esos lejanos reinos, todo esto despertó el interés por parte del Imperio Chino de explotar esta zona comercialmente. Sin embargo la época de mayor esplendor de la Ruta fue con la dinastía Tang, entre los siglos VII y X llegando a su apogeo comercial, artístico y cultural, estando en algunos momentos bajo el dominio de cuatro importantes imperios, el califato árabe, diversos reinos turcos, el imperio chino y el imperio tibetano.

mapa
mapa

Con la caída de la dinastía Tang en el siglo X, vino un declive comercial en la Ruta de la Seda. Hasta que el imperio Mongol al mando del famoso Gengis Khan, conquisto parte de Asia, dando un nuevo impulso al comercio. Al desintegrarse el imperio mongol, la Ruta de la Seda volvió a decaer por diferentes motivos.

En el siglo XIV y debido a las nuevas rutas marítimas, la ruta de la seda cayó prácticamente en desuso, ya que los europeos preferían realizar el intercambio comercial con Oriente a través del mar mucho más seguro. Con la caída de la Ruta, muchas ciudades que habían crecido gracias al comercio, fueron casi abandonadas por sus pobladores.

Sin embargo, estos antiguos caminos no tenían un nombre particular. Su actual designación es relativamente reciente, data de mediados del siglo XIX, cuando el geógrafo Ferdinand von Richthofen, llamó a esta compleja red de comercio y comunicaciones Die Siedenstrasse (la Ruta de la Seda). Por ser la seda la mercancía más prestigiosa que circulaba por ella. Aunque no era el único producto que circulaba por ella, y no solo fue una ruta comercial sino también una ruta por donde se divulgaron ideas, creencias, religiones, conocimientos, juegos…..

El intercambio comercial

La seda, cuya fabricación fue un secreto chino, era síntoma de poder y lujo en occidente, así los romanos y persas pagaban gran cantidad de dinero por esta tela.

Sin embargo, por la Ruta de la Seda no solo transitaba la seda. Además de este producto, había un mercado occidental para otros artículos chinos de lujo como el jade y las lacas así como pieles, cerámica, objetos de bronce y hierro. Invenciones chinas como la pólvora y el papel viajaron así a Europa.

Muchos otros bienes también circulaban por esta ruta, desde oro hasta marfil, animales y plantas exóticas. Las caravanas que se dirigían a China llevaban oro, plata y otros metales preciosos, ámbar, marfil, tapetes, perfumes, piedras preciosas y vidrio europeo, que no se fabricó en China hasta el siglo V. Una gran cantidad de estos artículos se intercambiaban en el camino por objetos de las regiones por donde transitaban las caravanas. Muy pocos comerciantes y viajeros cubrían toda la extensión de la Ruta de la Seda, la mayoría sólo recorrían algunos tramos. Por ello, los objetos se movían con lentitud y pasaban por muchas manos.

camellos
camellos

La operación comercial en la ruta siempre se vio afectada por las condiciones políticas. Durante períodos de guerras, los mercaderes y sus productos peligraban. Las caravanas necesitaban llevar consigo sus propias fuerzas defensivas para protegerse no sólo de pueblos en conflicto sino también de los asaltantes en los caminos que proliferaban durante las épocas de inestabilidad. Este gasto provocaba que se incrementara el valor de los productos.

El intercambio cultural

Además de una infinidad de artículos comerciales que circulaban por la Ruta de la Seda, estos caminos sirvieron de paso al intercambio de conocimientos entre Oriente y Occidente. El diálogo e interacción entre culturas fue la parte definitoria de la vida en esta ruta. Por estas vastas redes transitaban más que mercancías y materias preciosas; el constante movimiento y la mezcla de pueblos también dio lugar a la transmisión de conocimiento, ideas, culturas y creencias, lo cual tuvo un profundo impacto en la historia y la civilización de los pueblos euroasiáticos.

Todos aquellos que atravesaban la Ruta de la Seda llevaban consigo su cultura, arte, filosofía y creencias. Uno de los bienes más importantes y determinantes que viajó por esta ruta fue la religión El budismo llegó a China a través de estos caminos y el Islam, cristianismo, zoroastrismo y confucianismo también transitaron por ese espacio geográfico.
Los pueblos y ciudades que crecían a lo largo de esta ruta jugaban una parte fundamental en el desarrollo del diálogo cultural. Se desarrollaron varios poblados a lo largo del camino, especialmente en los oasis. En cada población se daba el intercambio comercial y cultural.

Juegos de mesa hoy famosos en el mundo entero, llegaron a occidente por la Ruta creados en los imperios florecientes de oriente De entre lo mucho juegos creados en aquellas tierras lejanas, destacaría cuatro: el backgammon, el ajedrez, el parchís y el dominó.

Con todo esto contado sobre la Ruta de la Seda, ¿Cómo no querer transitar por ella? ¿O por lo menos por parte de esta legendaria ruta? Creo que con este escenario lleno de cultura, de historia, de pueblos, de imperios, de guerras, de desarrollo de diferentes religiones, de viejos y nuevos países, por donde han pasado miles de gentes diversas, desde gente anónima a grandes personajes históricos como Alejandro Magno, Gengis Khan, Marco Polo ciudades milenarias que en otras épocas gozaron de gran esplendor… zonas de climas y geografía extrema, al recorrerlo en bicicleta la aventura esta más que garantizada y no solo la aventura sino que también esta garantizado el contacto y conocimiento de muy diversas y milenarias culturas.

9 pensamientos en “Ruta de la Seda”

  1. Primo, primo, ya veo que estás otra vez en ruta. Seguiré tus andanzas en el adelantado al igual que seguí las de sudamerérica en granadadeporte. Qué diferentes somos, tú siempre buscando aventura fuera de casa y yo en cambio deseando volver del trabajo a casa cada quince días.
    Bueno, suerte en el viaje. Un abrazo

  2. Uno se queda unos años -¡jodeerrr! si es que habrán pasado de repente 14 o 15 de golpe- sin saber de una persona y un buen día, hoy sin ir más lejos, lee que un aventurero del mismo nombre que un antiguo alumno mío podría ser, sin duda, mi Gran Profesor.
    Me produce una enorme alegría saber de tus andanzas. No sé si mis pretendidas enseñanzas básicas te habrán servido de algo. Good luck!!

  3. Hola,jope q desastre no mandarte ni un triste imail aunqe sabes qesto nos lomio,se de ti por tus viejos y el adelantado claro,ya te estoy viendo por aqellos lares con tu barba,bici y la mochileja…en fin solo mandarte un gran saludo y felicitarte por tu cumple,aunqe tu viaje también merece otra gran felicitación,espero verte pronto y tener alguna noticia tuya buena pronto,seguro qe si,un abrazo y qe tengas un bonito,tranqilo viajar…salut.

  4. Aqui tambien seguimos tus vivencias con entusiasmo.Ahora conocemos mas de tu vida que cuando estas en Muñoveros,en frente de nosotros, solo cruzar la calle.Que sigas con ese animo, ese valor y esa fuerza para enfrentarte con lo que te depare el dia. Ciuda a tu compañera y muchos besos. Pepa

  5. Estimado Carlos te felicitamos por todo tu trabajo y entrega. Por supuesto que también en Segovia tenemos nuestros héroes y no pequeños, como tú.
    Desde la Asociación Cultural Olombrada nos gustraría contribuir a la difusión y conocimiento de tus vivencias por el mundo, también en los pequeños pueblos de Segovia nos interesan. Esperamos conocerte y hablar contigo. Muchas gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

viajando en bici

A %d blogueros les gusta esto: